Al Pacino y El Padrino

Por Pablo Crespo

Nacido un 25 de Abril de 1940 en East Harlem (Nueva York) en el seno de una familia humilde de raíces sicilianas, Alfredo James Pacino se ha convertido en una pieza imprescindible del cine norteamericano.  Pacino ya había protagonizado varias películas, pero fue en 1972 cuando se dio a conocer mundialmente con su estelar interpretación de Michael Corleone, un joven recién llegado de la gran guerra, tímido, inteligente y con una vida llena de posibilidades por delante, que tras una serie de nefastos acontecimientos se ve arrastrado al mundo del crimen para convertirse en El Padrino .Michael deberá cumplir su sino, liderará unas de las más importantes familias de la Cosa Nostra neoyorquina y  jugará además el papel de marido, padre y vengador, destruyendo a lo largo de la trilogía todo lo que el ama. Pacino, bajo esa fría y pausada mirada,  interpretará con majestuosa tranquilidad y astucia cada uno de esos roles.

Con un fastuoso inicio y un final que supera lo dramático, la trilogía El Padrino es una de las grandes maravillas que nos ha brindado el séptimo arte. Ganadora de tres Oscar y un Globo de Oro, aborda todas las cuestiones existenciales que rodean al hombre, es al cine lo que Hamlet de Shakespeare es a la literatura. Amor, pasión, honor, celos, traición, lazos familiares y venganza se unen bajo una dirección majestuosa de la mano de Francis Ford Coppola  que adapta a la perfección la novela homónima de Mario Puzo, en la que es probablemente la obra maestra del cineasta. Marlon Brando y Robert de Niro encabezan un suntuoso reparto que cuenta con espléndidos intérpretes como  James Caan, Robert Duvall y  Diane Keaton entre otros, sin olvidar a grandes actores de los 50 como Richard Conte o Sterling Hayden.

Coppola ofrece una lección de raccord y ritmo. Una auténtica maravilla narrativa con unos personajes meticulosamente confeccionados y magníficamente interpretados. Una superproducción con todas las letras, enaltecida por la ya emblemática partitura de Nino Rota y la magnífica dirección fotográfica dirigida por Gordon Willis que aporta a la obra un realismo descomunal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s